Con la finalidad de mejorar su experiencia de navegación esta web contiene cookies.

Cerrar Más información

Apoyo Psicológico

apoyo-psicologicoLa intervención psicológica ayuda a los pacientes a adaptarse al tratamiento, reduciendo el número de abandonos. Al reducir la ansiedad se puede hacer más incidencia en los estilos de vida: hábitos saludables como el ejercicio físico, pérdida de peso, etc, que sabemos que ayudara a aumentar las probabilidades de éxito del tratamiento.

Existen diversos factores que influyen en el desarrollo de trastornos psicoemocionales durante los Tratamientos de Reproducción Asistida (TRA).

Preparación

Es importante entender que las parejas pasaran por fases de ilusión y esperanza al inicio de cada ciclo de tratamiento; por etapas de incertidumbre durante los días de espera, y por fases de tristeza si el tratamiento es fallido. Además, hay que tener en cuenta los rasgos de personalidad de cada mujer y el nivel de apoyo que percibe de su pareja y su ámbito familiar, social y laboral.

Otros factores determinantes para el desarrollo de crisis emocionales son la duración de la infertilidad y el número de tratamientos o ciclos.

Emociones por controlar

Se estima que el 76,8 % de pacientes que abandonan los tratamientos, lo hacen por presiones psicológicas, siendo el momento de mayor abandono tras el tercer ciclo de FIV (Fecundación in Vitro).

Un proceso de diagnóstico largo y la sucesión de tratamientos de reproducción asistida, así como la reiteración de ciclos de tratamiento provocan más desequilibrios psicológicos.

Las personas que desean tener un hijo y optan por tratamientos de reproducción asistida necesitan saber que, tras cada intento, existen emociones que hay que saber controlar para poder seguir adelante.

Hay que entrenar a las parejas en estrategias de afrontamiento adecuadas para situaciones estresantes y los tratamientos lo son a muchos niveles: personales, de pareja, familiares, sociales, laborales, a corto plazo y a largo plazo.

La intervención psicológica es prevenir problemas emocionales y promocionar la salud, ya que el objetivo es tener un hijo sano y no, perder la salud en el intento.

La esterilidad o infertilidad en las sociedades desarrolladas ha aumentado por diversos factores en las últimas décadas afectando de un 15 a un 20 por ciento de la población en edad de procrear. Paralelamente la Reproducción Asistida dentro de la Medicina es una de las áreas que más se ha desarrollado en los últimos años. Los tratamientos y las nuevas técnicas son una puerta abierta a la esperanza, cada vez más eficaz, para todas las personas con problemas para tener descendencia de forma natural. Al mismo tiempo el diagnóstico de infertilidad y los procesos generan una afectación emocional que requiere una atención paralela para una mejor adhesión al tratamiento.

El aumento del número de centros exige que los profesionales tengan una formación en psicología para dar respuesta a las demandas de los pacientes.